0 items

My Cart

Alimento para mi mascota I parte:
¿Cómo elegir un alimento de calidad?

Iniciamos el mes con un tema por el que todos hemos pasado: la elección del alimento correcto para nuestro perrhijo. A lo largo del mes vamos a extender este tema con mucha info necesaria para que no se te pase ni un solo detalle, ya que muchas veces nos hemos dejado llevar por una buena publicidad o por un precio bajo sin saber realmente si ese alimento es saludable para nuestro peludo, lo que muchos ignoran es que una mala alimentación puede traernos resultados fatales.

Así que para iniciar queremos hacerte la siguiente pregunta: ¿Sabés qué debe y qué no debe contener la comida de tu perro?. Bueno, ese es el primer paso para descartar alimentos de mala calidad y que puedan enfermar a nuestro perro.

Un buen alimento siempre deberá estar compuesto por alguna proteína, ya sea pollo, carne roja, pescado o pavo, hidratos de carbono como arroz, avena y vegetales y grasas animales y vegetales. Ningún alimento debería de tener conservantes químicos ni ingredientes de carne desconocidas, ningún tipo de colorantes artificiales, grasas animales genéricas y una proporción de grasa a proteína del 75% o menor. El maíz, o la harina de maíz, es uno de los ingredientes más utilizados como relleno en los alimentos concentrados por su bajo costo pero a muchos perros se les dificulta su correcta digestión e incluso son alérgicos, esto sucede también con otros ingredientes como la soya y el trigo, por lo que es mejor que contengan cereales que provengan de los granos de cebada, avena, arroz integral, mijo o quinoa.

Pero todo esto no es suficiente, no olvidés leer la etiqueta del alimento. Este paso será fundamental para que entendás la composición de ese alimento y no te engañen. En la etiqueta deberás encontrar el mínimo de proteína cruda y el orden de los ingredientes según la cantidad que posee de cada uno. Y sí, aquí viene el primer tip para las etiquetas: los primeros ingredientes de la lista significan que esos son los que tienen mayor presencia que los que le siguen. Por ejemplo, si el primer ingrediente que aparece es maíz, quiere decir que el concentrado está compuesto en su mayoría por este grano y no por proteínas. El segundo truco es: buscar la primera fuente de grasa en la lista, los productos que lo anteceden en ella, usualmente son la base del concentrado.

Estos son algunos datos básicos para la elección del alimento de tu mascota pero ojo, no podés olvidar que así como los humanos, todos los perros son distintos y cada uno tiene necesidades y metabolismos diferentes. Además de esto, hay otros factores como edad, tamaño, actividad física y peso que son necesarios y que no podés pasar por alto al momento de elegir.

En Dogefeller contamos con un amplia gama de alimentos secos, húmedos y bocadillos disponibles para tu mascota y es por esto, que en las próximas semanas ampliaremos este tema con todo lo que ocupás saber según todas estas características para que le des a tu perrhijo lo que se merece. ¡Nos vemos la próxima semana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish

×